Derecho a la libre ereccion


deportes y fitness

 

Avergonzarse de tus genitales es

 

avergonzarse de ti mismo.

 

Si te da pena

de tu pene,

que pena

 

Angustiado, el discípulo acudió a su maestro y le preguntó:

- "¿Cómo puedo

liberarme,

maestro?"

El maestro

contestó:

- "Amigo mío...

¿y quien te ata?"

 

No más vergüenza en público, libérate .

 

No luches

contra lo que

amas,

 

afirma tu

naturaleza

Tienes derecho

a tenerlo

derecho

 

Deja tu pene

que vuele alto

y libre,

 

libéralo de

todo temor

Derecho a la libre erección